Cuasimodo
25 de abril, 2018

Cuasimodo, tradición chilena religiosa

El primer fin de semana despu√©s de Semana Santa se celebra la Fiesta de Cuasimodo. Esta se lleva a cabo principalmente en localidades del valle central de Chile donde a√ļn se conserva la tradici√≥n religiosa que data de mediados del siglo XVI. En algunas comunas, la iglesia encargada del evento local, hace la celebraci√≥n uno de los domingos siguientes o subsiguientes, por lo que la fiesta se va turnando luego de la Pascua de resurrecci√≥n. En esta ocasi√≥n tuve la oportunidad de testificar el Cuasimodo de la comuna de Quinta Normal en Santiago, el mismo coincide con la estaci√≥n de oto√Īo y unas ma√Īanas muy fr√≠as, pero eso no detiene a sus devotos participantes.

La fiesta consiste en una procesi√≥n a caballo que escolta las formas eucar√≠sticas portadas por el sacerdote, el cual es transportado en una carreta engalanada para la ocasi√≥n, el prop√≥sito es llevar la comuni√≥n a los enfermos y ancianos que no pudieron comulgar durante Semana Santa. Los escoltas, llamados cuasimodistas, se organizan en grupos y se visten de manera especial destacando un pa√Īuelo generalmente blanco (para cubrir sus cabellos en se√Īal de respeto a Cristo sacramentado dado que en su presencia no se debe usar sombrero), adem√°s cubren sus ropajes de Huaso con una capa corta. Es una fiesta de ra√≠z campesina, aunque se ha adaptado a la ciudad donde se realizan procesiones en bicicleta o incluso en veh√≠culos motorizados.

En Quinta Normal, la celebraci√≥n se inici√≥ con una misa en la Parroquia Nuestra Se√Īora de los Dolores, luego en un escenario fuera de la iglesia y en compa√Ī√≠a de una orquesta infantil, el padre di√≥ unas palabras y la bendici√≥n al comienzo de la procesi√≥n. De all√≠ parti√≥ en su carreta a los hogares previamente acordados para entregar la eucarist√≠a, escoltado por decenas de cuasimodistas transportados tambi√©n en carretas, en bicicletas y otros a caballo.

En las fotos se puede ver el cuidado con el que decoran a los caballos, las carretas, las bicicletas y sus atuendos tradicionales. Es una fiesta de fé muy colorida y se preparan con meses de anticipación. Mientras registraba el recorrido y gracias al permiso de una familia, logré entrar a una de las casas en donde el padre entregó la comunión, fue un momento íntimo, emocional e irrepetible. Fue un reportaje de esos de los que se aprenden cosas nuevas. El continente americano sin duda alguna tiene una larga lista de tradiciones que merecen ser conocidas por todos.

¬ŅQuieres ver el estilo de mis reportajes de eventos matrimonios y bautizos? Clic aqu√≠

Más Artículos